Dos países, dos mamás y dos papás

Por: Jennifer Schuurmans

Estoy escribiendo esta historia para los niños de CRAN, una parte de mi historia para compartir con ellos. Mi historia también se centra en estos niños.

Mi hermana y yo teníamos 10 días de nacidas cuando llegamos a CRAN. Me gustaría escribir en primera persona porque esta es mi historia y mi experiencia. Tal vez mi hermana tuvo experiencias diferentes, y escribiría de manera diferente.

He vivido aquí mucho tiempo. Un año y medio. Mi madre biológica no podía cuidar de mí. Ella tuvo un bebé, mi media-hermana, tuvo que hacerse cargo de ella y vivía en la casa donde trabajaba. La señora dueña de la casa le dijo que ella no podía llevar a otros niños a su casa. Yo nací en el hospital y estuve ahí 10 días. Entonces mi madre biológica me llevó a mi y a mi hermana a otro hospital. Así que nunca he vivido en su casa. Cuando yo vivía en CRAN cuidaron muy bien de mí. Fui con una madre sustituta, su nombre es Clara. Ella se ocupó de mí todo ese tiempo. Estoy muy agradecida porque yo no podía cuidar de mí misma porque era muy pequeña, y si alguien más lo hace por ti, es muy especial.

Cuando yo tenía un año y medio de edad, fui adoptada por padres holandeses. Ellos realmente querían tener hijos. Y entonces llegaron a mí y a mi hermana. Ellos estaban muy agradecidos de poder adoptar niños, y hasta dos hijos, gemelos.

Fuimos a Holanda los cuatro muy felices. Ellos han cuidado de mí siempre. Yo los veo como mi mamá y mi papá. Ellos no son mis padres biológicos, pero se siente así, debido a que nunca conocí a mis padres biológicos. Estoy muy agradecida de haber podido tener esta oportunidad, porque lo veo de esa manera, una oportunidad de crecer en un país diferente a donde yo nací. Recuerdo muy bien que la gente me miraba porque tengo un color de piel diferente. Ellos encontraron que es muy hermoso y muy especial, porque mi mamá y mi papá son blancos. En Holanda la gente es blanca. Loco ¿eh? Les explico que yo nací en otro lugar, pero tengo una madre y un padre holandeses.

Cuando yo tenía 4 años me fui a la escuela. Ahí, siempre lo pasé muy bien. Haces nuevos amigos, aprendes cosas nuevas. Fui a la escuela hasta que tenía 20 años de edad.

Cuando tenía 16 años mi hermana quería buscar a nuestra familia biológica. ¿Por qué? Debido a que era muy curioso de dónde venimos. En el año 2006 fuimos juntos como una familia a Colombia para visitar a nuestra familia biológica. Lo experimenté como algo bueno. Pero debo decir que me quedé muy impresionada por el país. Muy diferente de Holanda. Creo que es muy especial tener la oportunidad de vivir en dos países, en Colombia y en Holanda. Y tengo dos mamás y dos papás. En Holanda soy enfermera. Trabajé en un hospital. También trabajé en el sector de atención domiciliaria. Muy bien que pude seguir los estudios.

Y ahora estoy en Colombia, soy voluntaria. Ahora puedo cuidar de ustedes. Resulta extraordinario que después de tantos años estoy de vuelta otra vez. Este es el lugar donde mi vida comenzó y en Holanda podrían vivir más. Y ahora que soy mayor tengo un montón de posibilidades para hacer muchas otras cosas, como viajar.

Me encanta que puedo compartir mi historia con ustedes y espero que no se olviden de mí. Los tengo a todos en mi corazón.